TALADRAR AZULEJOS Y BALDOSAS

como hacer una mesa de resina

 

Colgar un cuadro o algún objeto decorativo no es, precisamente uno de los trabajos más complejos. Y te aseguro, que tarde o temprano, te verás delante de la pared con el taladro en la mano.

Independiente de si eres un “manitas” o no, y del grado de habilidad que puedas tener, esta sencilla operación se te puede complicar sobremanera si el lugar donde necesitas hacer el taladro es en la cocina o el baño.

El esmalte que recubre la cara de los azulejos hace que al girar la broca, ésta resbale y se deslice de forma incontrolable hacia todos los lados.

Tres trucos para taladrar azulejos sin complicación alguna.

Por tanto, en este artículo hemos querido compartir unos consejos que te facilitarán determinada labor de bricolaje: taladrar azulejos.

Así mismo, antes de continuar, aprovecho la ocasión para compartir también contigo una web que, casualmente me he topado con ella,  y la he visto muy interesante. Se dedican a las reformas hogar, y también disponen de muchos consejos, pero a otro nivel más técnico, en todo lo relacionado con las reformas.



Pues bien, como iba diciendo, para taladrar azulejos y no morir en el intento, realizando cómodamente un trabajo impecable, te vamos a contar a continuación tres sencillos trucos.

Pero antes de pasar a la teoría, te dejo un vídeo demostrativo de todo lo expuesto, para disipar cualquier duda que te pueda abordar.


PRIMER TRUCO – CINTA ADHESIVA

El primer truco para taladrar azulejos es el más fácil y el que menos herramientas requiere. Atent@:

Una vez hayas medido y marcado en la pared el lugar exacto, pega en ese mismo punto un trozo de cinta adhesiva de cualquier tipo, ya sea cinta de embalar, cinta aislante, cinta de carrocero, o cualquier otra similar. Pega dos o tres trozos, uno encima del otro.

Como es posible, que la marca que habíamos hecho, haya quedado oculta, vuelve a medir y marcar sobre la cinta.

Truco #1 – Ayudarse de la cinta adhesiva.

Ya sólo tienes que coger el taladro, y sin el percutor accionado, apretar el gatillo con cuidado. Comienza a taladrar a bajas revoluciones, insisto, y sin percusión. Una vez eliminada la capa de esmalte del azulejo, activas el percutor y perfora sin compasión, en este punto ya no hay miedo a que resbale la broca.

Lo que hace la cinta, simplemente, es evitar que la broca patine por la superficie del azulejo.


SEGUNDO TRUCO – EL PUNZONADO

El inicio del segundo truco para taladrar azulejos es similar al anterior. Medimos y marcamos en la pared el lugar donde irá el taladro. Pero en lugar poner cinta, cogemos un punzón o un destornillador de estrella, lo ponemos sobre la marca y, con un martillo, damos un par de golpes secos, pero con cuidado.

Se trata de dar un picotazo y descascarillar mínimamente el esmalte del azulejo en el lugar donde irá el taco.

Truco #2 – Punzonado del azulejo.

Ten cuidado de no dar demasiado fuerte, o pillar una zona en la que el azulejo haya quedado hueco, ya que lo podrías partir.

Una vez hecho esto, ya sólo hay que proceder a efectuar la perforación con el percurtor del taladro activado.


TERCER TRUCO – LA BROCA PERFECTA

Este tercer y último “truco” consiste simplemente en elegir la broca adecuada. Con una broca indicada para taladrar azulejos, te evitas los dos trucos anteriores. Tan sólo tienes que montar la broca en el taladro y realizar el orificio.

Broca cerámica CYL-9 de Bosch

Me estoy refiriendo, por ejemplo, a la broca para azulejos CYL-9 de Bosch, que está diseñada precisamente para taladrar azulejos, porcelana, cerámica y vidrio.

Su punta está optimizada para iniciar el perforado sin resbalar.

Ojo: Debes tener en cuenta que para trabajar con esta broca debes hacerlo a bajas revoluciones y SIN activar el percutor.Sin embargo, también tiene la ventaja que no es necesario refrigerarla.



Scroll to Top